IMPACTO MEDIOAMBIENTAL EN LAS OBRAS PÚBLICAS NEORAMA

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL EN LAS OBRAS PÚBLICAS

Unas buenas prácticas ambientales se traducen en beneficios para la empresa, el medio ambiente y la sociedad en general. Además de reducir costes, mejora la imagen que por parte de la sociedad se tiene de las empresas.

Cuando se quieren reducir los impactos que las actividades de las empresas producen en el medio ambiente, generalmente lo primero que se plantea es la sustitución de materiales, modificación de equipos y diseño de nuevos productos.

El propósito que muchas empresas dedicadas a la construcción de obras públicas, obras civiles, movimientos de tierras, excavaciones, construcción de caminos y carreteras es garantizar que las actividades desarrolladas produzcan el menor impacto posible sobre el medio, y por ello mejoran la imagen social de la empresa ante la opinión pública, clientes, trabajadores y proveedores.

A través del Desarrollo Sostenible se busca lograr un desarrollo económico, social y ambiental equilibrado, que permita a las generaciones futuras disfrutar de un entorno natural, igual o mejor conservado a como lo encontramos nosotros. Para el sector de la construcción minimizar las consecuencias negativas de sus actividades ha de ser prioritario, con el fin de mejorar su competitividad, imagen y calidad de sus servicios.

Las nuevas prácticas de construcción sostenibles deberán reducir al mínimo el impacto ambiental, controlar los residuos generados, prevenir la contaminación y utilizar los recursos naturales de forma eficiente, sin olvidar los aspectos socioeconómicos y culturales. Es la manera en que la industria de la construcción debe actuar para conseguir los logros del desarrollo sostenible.

El concepto “infraestructuras” es muy amplio y, en consecuencia, muy ambiguo, tal y como pone de manifiesto la definición de la Real Academia de la Lengua: “conjunto de elementos o servicios que se consideran necesarios para la creación y funcionamiento de una organización concreta”. Por ello, resulta necesario acotar de forma previa el significado o alcance del término dentro del ámbito de la evaluación de impacto ambiental.

 Los criterios ambientales que se incorporan de forma sucesiva en todo el proceso de planificación de una infraestructura, hasta su ejecución son:

• Evaluación ambiental del plan, para determinar su viabilidad ambiental.

• Evaluación de impacto ambiental del proyecto. 22 Evaluación de impacto ambiental de infraestructuras. Redacción y tramitación de documentos

• Definición y diseño de las medidas de protección del medio ambiente y de corrección de los efectos ambientales en el proyecto constructivo.

• Puesta en marcha del programa de vigilancia ambiental en obra, cuando el proyecto se ejecuta.

Las buenas prácticas ambientales no deben basarse tanto en cambios y/o mejoras de las tecnologías o infraestructuras, sino que se deberían apoyar en la mejora de los hábitos de trabajo, lo que significa que el componente personal y de sensibilización es clave para su implantación.

La buena gestión ambiental es resultado de la adecuada cualificación, formación, y sensibilización de los trabajadores.