LA IMPORTANCIA DEL MANTENIMIENTO DE CARRETERAS

Las carreteras se dañan pasando por una fase de deterioro lento con fallas poco perceptibles para pasar a una fase donde el deterioro se acelera presentando un colapso de estructuras para que finalmente se produzca su destrucción total. Por esta razón se hace indispensable un mantenimiento de las carreteras.

El desarrollo de una red de carreteras moderna y eficiente no sólo comprende la correcta construcción de la infraestructura sino también su conservación y mantenimiento después de su construcción. Las carreteras se deterioran como es normal durante su uso, pasando por una fase inicial de deterioro lento con desperfectos poco visibles para entrar posteriormente a una segunda fase donde el deterioro se acelera produciendo daños importantes a la estructura del firme que hace que en poco tiempo pase a ser irreparable y sea necesaria una rehabilitación total. Para ampliar al máximo la vida útil de las infraestructuras se hace indispensable un mantenimiento adecuado de las carreteras.

Muchas de las carreteras por las que transitamos día a día presentan un asfaltado en mal estado lo que puede ocasionar una peor adherencia y provoca el aumento de la distancia de frenado. Es comprensible que la inversión en época de crisis se vea reducida para la construcción de obra nueva pero no es recomendable descuidar el estado de una carretera existente que día a día utilizan los conductores.

¿Sabías que la conservación y mantenimiento de carreteras tiene una influencia muy directa en la reducción de emisiones de CO2?

Investigadores, administradores de carreteras y profesionales del sector viario así lo han demostrado. Mantener el pavimento en correctas condiciones no sólo mejora la circulación de nuestro vehículo, reduce el riesgo de accidentes, disminuye el consumo de combustible y prolonga la vida del vehículo, sino que también afecta a la actividad y a la calidad de vida de todos los ciudadanos por su impacto en el consumo de combustible, el ruido generado entre neumático y pavimento y en las emisiones de gases de efecto invernadero.
La Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (Asefma) defiende la necesidad de adaptar las carreteras para hacerlas más “sostenibles y amigables con el medio ambiente, innovadoras, inteligentes y seguras“. Afirma que el sector del asfalto es uno de los que más pueden contribuir a hacerlo posible, dentro del ámbito de la carretera, por su alta capacidad innovadora.

Evitar accidentes de tráfico

Mejorar las carreteras convencionales, que absorben ocho de cada diez fallecidos por siniestro, es clave.
Carreteras que perdonan los errores humanos son las que están pensadas para paliar o evitar las salidas de la vía. Medidas tan sencillas como despejar de objetos los márgenes de la carretera, mejorar las adherencias del pavimento, suavizar las pendientes de los taludes laterales y eliminar los obstáculos laterales de la calzada en al menos 19 tramos de la red viaria ayudaría bastante.